27.5.08

cabo de gata


...no se si existen lugares con una energía especial, o simplemente el momento vital de cada uno hace que cualquier lugar pueda ser mágico...


...estos días en el cabo de gata han sido un bálsamo para el alma, no se si por la trasparencia de sus aguas, por la energía de las piedras de la playa de los muertos o, simplemente, por la compañía de unas personas que poco a poco se van convirtiendo en importantes para mí...

11 comentarios:

Merchita dijo...

Quiero, añoro, deseo ese bálsamo para el alma... diferente para cada uno este bálsamo, este alma...

Pero lo mejor de todo, como tú dices, son las personas... las otras almas..

Cuidate, besos.

LaMer

reyezuelo dijo...

hace algunos meses estuve alli...

y me senti exactamente de la manera que lo describes...

hay sitios especiales...mágicos...

hawwah dijo...

...o quizás la mezcla de todo...

qué envidia, qué bien suenas...

ay, tus piedras me han medio hipnotizado!

un beso

Armida Leticia dijo...

Las dos cosas que mencionas y tu buena disposición, hacen que ese y cualquier lugar, tengan esa energía especial.

Saludos.

Rodrigo dijo...

Cómo mola Almería, sus PLAYASO con delfines, sus agüitas cristalinas...

Yo estoy deseando volver...

Anónimo dijo...

lástima habermelo perdido! espero que algun dia pueda ser...

Maria Coca dijo...

Seguro que es una mezcla de todo pero me gusta leer que te sientes así.

Disfruta paisano.

Bohemia dijo...

hay lugares que tienen magia, una energía especial, pero hay veces que esa magia como bien dices la llevamos con nosotros y se hace un intercambio ideal...

Un saludo

Anónimo dijo...

Quizás fue la medusa...jaja!!

elgritodeltiempo dijo...

bonitas fotos!

Angie dijo...

comparto contigo la opinión de que el momento vital de las personas hace que cualquier lugar pueda ser mágico pero, sin lugar a dudas, el cabo de gata es un lugar MÁGICO! es uno de mis rincones favoritos del mundo!!! puedo llevarme horas en el arrecife de las sirenas contemplando las vistas y pensando en todo, pensando en nada, simplemente, disfrutando de la magi del lugar...