9.6.08

personas...


...a veces entran en tu vida personas que consiguen llenar de aire fresco los rincones en los que ya solamente habitaban las telas de araña...


...una tarde cualquiera, en un bar cualquiera, aparecen esas personas que te regalan un trozo de sí mismas, que te acompañan durante un breve espacio de tiempo y que consiguen con una mirada que algo se mueva dentro de ti...


...estos días tuve la suerte de disfrutar de una persona así, de casi enamorarme de una persona así... lástima que haya sido tan fugaz, aunque quizás así es mejor, pues la alegría de su presencia se convierte en un hueco de tristeza cuando las ves partir con su mochila en la espalda...

8 comentarios:

YAK dijo...

como que así es mejor!
tú estas pirao...
ese razonamiento de la alegria que se convierte en tristeza...y la tristeza ¿pa que?....
anda y que te den....

me alegro de esos días tuyos...

anonimo dijo...

...y digo yo...se puede uno enamorar en varios días?? Yo creo que puedo entusiasmarme, pero el amor son palabras mayores que vienen con la profundidad y algo de tiempo, pero te entiendo, esos encuentros son mágicos.

me alegro por ti

hawwah dijo...

...y esa presona tuvo la suerte de disfrutar de una persona como tú...

me alegro de ese soplo de aire fresco...espero que se haya llevado todas las telarañas...

un beso

Merchita dijo...

Estoy de acuerdo con Yak, la tristeza NUNCA es mejor que la alegria... Ay¡¡¡ cuántos miedos a dejarnos llevar... Sin embargo, estas historias todo el mundo debería sentirlas y vivirlas al menos una vez en su vida... amor de instantes, intensos, sin tiempo que dé una definición a qué estoy sintiendo, a qué está pasando... Toda una belleza de sentimientos para este mundo loco en el que vivimos..

Armida Leticia dijo...

¡Esos son los verdaderos ángeles! Presencia efímera que te deja una sensación de alivio de frescura...de amor.

Saludos.

Loliya´s dijo...

Buaf, hace tiempo me senté en un bar a esperar a una amiga, me atendió un camarero y al rato, viédome esperar me comentó qhabía acabado su turno y qsi me podía hacer compañía hasta qllegase mi amiga, y claro está contesté que si...pues en esa conversación de diez minutos hablé de más cosas y me sentí más viva que con muchas conversaciones que he mantenido en mucho tiempo...él se marchó, fue fugaz y sin embargo lo pasé realmente bien!

Anónimo dijo...

No le cojas gusto a la tristeza!!

un beso

Anónimo dijo...

Anda que ya te vale, eres masoca o que, con tanta tristeza, y tu mochila para caminar un rato...?